EL ARTE AUDIOVISUAL COMO ESPACIO DIEGÉTICO

El cine es, como arte, una metodología para crear mundos y una expresión íntima y personal vivida colectivamente. Es, al mismo tiempo, una conexión entre el cineasta y la/el espectadorx, así como el reflejo de las lógicas económicas, políticas, culturales y sociales de ambos. Es el reflejo individual y colectivo. Una especie de espejo al que mirarse: un reflejo del espacio y del tiempo.

‘FRITZI. UN CUENTO REVOLUCIONARIO’ O CÓMO EL CINE ES UNA HERRAMIENTA EDUCACIONAL

Verano de 1989. Leipzig. En la República Democrática Alemana, Fritzi y Sophie, de doce años de edad, disfrutan del verano junto al perro de esta última, Sputnik. Pasan el día en la cabaña del árbol, con Sputnik y jugando. Como es normal en verano, Sophie va de vacaciones con su madre a Hungría y le deja Sputnik al cuidado de su amiga Fritzi. El verano ha acabado. Es septiembre y hay que volver a la escuela. En clase, Fritzi se da cuenta que su amiga Sophie no ha vuelto a sus rutinas y decide emprender un viaje para reencontrarse con su amiga y devolverle a Sputnik.

‘LA MUERTE NO EXISTE Y EL AMOR TAMPOCO’ O CÓMO ENTENDER LO SOLUBLE Y LO ESTABLE

Fernando Salem nos evoca en un 28 de Noviembre con un personaje presente pero invisible para nuestros ojos: el entorno insólito, blanco y puro. Un entorno que dictamina la disolución de lo estable —en este caso el paisaje—, con lo soluble —el contexto de Emilia (Antonella Saldico)—. Un contraste invisible y presente, a la vez, para el/la espectadorx.

‘FELLINI DEGLI SPIRITI’ O CÓMO EL CINE ES UN ARTE SATÍRICO, ONÍRICO Y ESOTÉRICO

Anselma Dall’Olio nos sitúa en medio del triángulo satírico, onírico y esotérico que fue la filmografía y la vida de Federico Fellini. Una filmografía llena de aquello ajeno que nos devuelve a lo incomprensible, a la vida. Vida, la de Fellini, que nos devuelve a sus películas. ‘Fellini degli Spiriti’ es una fusión satírica, onírica y esotérica entre el creador y lo creado, y cómo lo creado es un reflejo del creador.

‘MARTIN EDEN’ O CÓMO SITUARSE ENTRE LO BURGUÉS Y LO PROLETARIO

Pietro Marcello nos reformula a Jack London para hacernos ver, en el contexto del siglo XX, la construcción del mundo que nos rodea en la actualidad. Una construcción que evoca a sus personajes a un desmembramiento del ser como aquello absurdo, como aquello atravesado por el poder, cualesquiera que dicho poder sea.