‘GREY GARDENS’ O LA DECADENTE ELEGANCIA DEL SER

La elegancia es aquel atributo que se le otorga al ser como aquello excepcional y bello que desprende. Aquello que, innatamente, es y que, per sé, los demás individuos captan. Es un gesto, un movimiento, una conducta. Simple y bello. Simple, como aquello formado por un sólo elemento. Bello, como aquello que es capaz de provocar un placer sensorial.

‘Grey Gardens’ es elegancia en estado puro. Es una muestra de que un gesto, un movimiento, una actitud siempre conlleva más elegancia que una muestra de lo que dicen que se es. Como superstars de Warhol, Edith Bouvier Beale y Edith “little Edie” Bouvier Beale, nos sumergen en su mundo. Un mundo elegante, con personalidad, único y que denota una decadencia. Pero sólo una decadencia para con nuestros tiempos.

En ‘Grey Gardens’ no sólo son famosas por 15 minutos. Son famosas por 94 minutos. Un concepto que tiene que ver con el pasado, retratado en el presente por Albert y David Maysles. 

La belleza tiene que ver con el lugar; con el ambiente en el que se desenvuelve. Es la persona en sí, en un ambiente concreto. Es belleza bajando por una escalinata. Es belleza cuando sale de un vestidor concreto. Es belleza cuando se sitúa con según qué objetos. Es belleza según dónde vive.

El situacionismo es un movimiento que surgió en los años sesenta del siglo pasado entre el marxismo, el Bauhaus y el avant-garde. Crear situaciones. Situaciones que hagan cambiar las cosas; mejorarlas, mostrarlas bellas u horrendas. Mostrar elegancia en la decadencia o la decadencia de la elegancia. Ni blanco ni negro. Situaciones que rodean al ser humano.

En sí, la elegancia, la belleza, se resumen en ‘Grey Gardens’; en una situación. Situación que vuelve a las dos Edith famosas por 94 minutos, en el pasado, en el presente y en el futuro. Son un gesto contemporáneo del resurgir de las socialités  de 1920. Una cápsula en movimiento que nos muestra que una actitud es más, que más siempre es más y que, en últimas, queda la persona. La persona y su entorno. Y East Hamptons. Y la mansión Grey Gardens.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s