‘HAPPY TOGETHER’ O CÓMO DEFINE UN GESTO

Lo que es y lo que pudo haber sido. Un debate intrapersonal entre el presente, el pasado y el futuro. Un juego entre lo que queremos y lo que tenemos. Ho Po-Wing (Leslie Cheung) y Lai Yiu-Fai (Tony Chiu-Wai Leung)  se adentran en argentina para dar rienda suelta a un amor perseguido en Hong Kong por sus familias. Un amor que se verá violentado por ese preciso juego: el de lo que queremos y lo que tenemos y lo que queremos mantener cuando lo perdemos. Un ‘happy together’ que, al cambiar de espacio con ese fin, nunca volvió a ser el mismo. 

El amor no lo vale todo. Cambiar el espacio guiados por ese amor no va a hacer que se salve de sí mismx. La llegada a Buenos Aires hace precisamente el efecto contrario. Efecto que intenta mantener los dos amantes, Ho Po-Wing (Leslie Cheung) y Lai Yiu-Fai (Tony Chiu-Wai Leung), a parte pero unidos por un amor que no lo vale aunque crean lo contrario. 

Contrariedades que les llevan al juego contrario de lo que queremos y lo que tenemos y lo que queremos mantener cuando lo perdemos: estar confinados en un apartamento de pocos metros cuadrados, con la tensión de un amor resultante de la nula correspondencia entre lo que las dos personas pensaban que seria y lo que es; echarlo en falta cuando se va; echarlo de más cuando está.

Wong Kar-Wai nos lleva a bailar este tango de la mano de Ho Po-Wing (Leslie Cheung) y Lai Yiu-Fai (Tony Chiu-Wai Leung). Una danza de movimientos que nos aproxima a las contrariedades de las personas humanas: la disparidad entre lo que se hace y lo que se dice: el gesto frente a lo dicho, y lo dicho frente al gesto.

Con Argentina como algo dispar, exótico, y singular a los personajes, el amor fou gobierna la vida de ellos. Amor que, como en el transcurso de un río, puede verse alterado por unas cataratas; puede llevarnos a aceptar o rechazar nuestro papel dentro de una relación amorosa, ya sea para lo bueno o para lo malo.

‘Happy together’ es un baile apasionado, incluso a veces violento, entre aquello ajeno, lo externo, la ciudad de Buenos Aires, y lo interno, lo similar, el cuarto de Lai Yiu-Fai; algo familiar pero incómodo a la vez. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s