‘COME TRUE’ O CÓMO TODO SE CONVIERTE EN UNA FALACIA

Como un espíritu andante. Un cuerpo vivo y un intelecto muerto. Se despierta en un parque, en el tobogán. Se despierta porqué ese mismo intelecto muerto le ha provocado una pesadilla, como de usual. Sarah (Julia Sarah Stone) ha abandonado su casa y se sitúa entre las clases del instituto, la cafetería y el parque donde duerme. Situación que agrava su estado psicológico hacia un estado despierto somnoliento y a estar soñolientamente despierta. Situación, estado, en definitiva, que la lleva a no saber —o a saber— sobre su entorno, su proximidad y su realidad. ‘Come true’ es lo que nos envuelve, independientemente de si es, o no, la realidad.

Entre las clases del instituto, la cafetería y el parque donde duerme, Sarah (Julia Sarah Stone) ve un cartel donde buscan individuxs para un experimento científico sobre el sueño. Experimento remunerado que le vendría bien dada su situación. Sólo tiene que dormir. Lo que llevas meses haciendo mal en el parque, atropellada por sus pesadillas, pero con una compensación económica. 

Compensación que la lleva, primeramente, a la persona para construir su identidad —si es que verdaderamente la hay—, la lleva al alma y al espíritu —si es que esa división es realizable y tangible—, le trae la sombra —el alter ego de aquello común, (in)existente y apreciable a cualquier ser humano— y el self — aquello que decimos que somos. Una reconstrucción global del ser desprendida de un experimento científico donde lo errático es la palabra ‘realidad’. Así, en singular.

Error científico que al atravesar la puerta del largo túnel recorrido, del túnel anteriormente recorrido del bosque recorrido por la noche, lleva a una situación solitaria frente a aquello que nos observa sin que sepamos bien bien qué es. 

Anthony Scott Burns nos plantea el viejo dilema epistemológico sobre lo que envuelve el ser humano, ya sea tangible o intangible. ‘Come true’ es un recorrido laberíntico que nos lleva a lo común y lo ajeno pero, sobretodo, lo que hay aquí y lo que no hay aquí, puesto en situación con el tiempo en general, en mayúsculas. 

‘Come true’ es un recordatorio de que la corporeidad nos limita y es finita. Un recordatorio de que la realidad que podemos aprehender es un instante en comparación con el tempus transcurrido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s