‘TRE PIANI’ O CÓMO CONFORMAR UNA(S) VIDA(S)

Un bloque con pisos. Tres para ser exactos. En un barrio burgués de Roma. Allí, habitan la planta baja Lucio (Riccardo Scamarcio) y Sara (Elena Lietti) con su hija Francesca (Chiara Abalsamo), la primera planta Monica (Alba Rohrwacher) con su recién nacida hija Beatrice y su ausente marido Giorgio (Adriano Giannini). Enfrente una pareja de ancianos, Giovanna (Anna Bonaiuto) y Renato (Paolo Graziosi), y en el piso de arriba los jueces Vittorio (Nanni Moretti) y Dora (Margherita Buy) junto a su hijo Andrea (Alessandro Sperduti). ‘Tres pisos’ con tres familias, tres historias, tres tiempos. 

Tiempos que se ven inoportunos cuando Andrea (Alessandro Sperduti) atropella con el coche mortalmente a una mujer en una noche de borrachera, cuando Renato (Paolo Graziosi) se pierde en su demencia por el parque junto a Francesca (Chiara Abalsamo) haciendo entrar a los padres en la duda de si ha abusado de su hija, o cuando Monica (Alba Rohrwacher) da a luz a su hija Beatrice sola enfrentándose a aquello vital de ser madre en dicha soledad, a pesar de estar casada. 

Tiempos que transcurren en quince años, saltando de cinco en cinco, donde dichas historias se van entrelazando hasta el punto donde vemos las contrariedades de la vida las cuales hacen que, en ellas, circulemos por senderos parecidos —sino iguales— a aquellos que nos marcan inconscientemente nuestros antecesores. 

Unos senderos que vemos como una herencia cultural indirecta —un eterno retorno, podríamos citar— puesta en el individuo, como cuando Monica (Alba Rohrwacher) no se ve capaz de cuidar a sus hijxs y le invade una enfermedad mental como a su madre, cuando lo que creemos que le ha pasado a nuestra hija lo hemos provocado nosotros en otra persona, o cuando nos rendimos  como padres pero nuestros hijxs acaban siéndolo, como Dora (Margherita Buy).

Nanni Moretti nos muestra unos espacios físicos y extraterrenales donde tres pisos, tres generaciones, tres tiempos coinciden como un engranaje imperfecto donde dicho bloque toma el papel de un protagonista más para hacer circular la vida. Una vida donde los tiempos, los fallos y el bagaje con el que cargamos nos determinan. 

Tre piani’ es herencia cultural, sentimiento de fracaso, el ser humano como un animal social y unos tiempos para ver y conformar unas vidas

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s