‘A HERO’ O CÓMO DEBATIR LA ÉTICA Y LA MORAL 

Una deuda sin pagar. Rahim Soltani (Amir Jadidi) sabe lo que es, por eso se stiúa en la cárcel, en Irán, donde pinta murales y hace caligrafía. Un día le conceden un permiso para ver a la familia. Permiso que le dará la posibilidad de hablar con su acreedor para que retire la denuncia que lo llevó a la cárcel pagándole una parte de la deuda. Permiso que, en esos dos días, le permitirá ser ‘un héroe’ nacional, pagando la deuda de serlo. 

Un héroe nacional cuando decide hacer el bien para conservar su moral. Una ética y una moral que se verán apropiadas por el Estado cuando se proyecte en la televisión, en los diarios, en la gente. Una ética y una moral que se verán colmadas cuando el propio acto de bien se ponga en duda por aquello que ha sido capaz de provocarlo, mostrando el entrelazado del bien y el mal y cómo el entorno de Rahim (Amir Jadidi) difumina éstos en un contexto hostil. 

Un contexto que responde a elecciones individuales guiadas por los lazos sociales y, unos lazos sociales, fundamentados en el honor. Un honor que Rahim (Amir Jadidi) y su familia —su hermana (Fereshteh Sadre Orafay), sus sobrinxs, su hijo (Saleh Karimaei) y su cuñado— intentan contener para que pueda salir de la cárcel y llevar una vida digna. 

Una dignidad que intenta transmitirla a su hijo Siavash (Saleh Karimaei) cuando la gente lo minusvalida por ser tartamudo. Un tartamudeo que lleva a poder salvar a su padre del embrollo en el que se asfixia pero que su padre decide retirarlo por enseñarle a ser persona, a respetar, a que la ética y la moral, sin integridad, no tienen valor.

Un valor que Asghar Farhadi nos muestra en este filme donde se mezcla y se debate, de un modo brutal, la ética y la moral en un contexto —el nuestro— donde la dominación de un ‘honor capitalizado’ lo inunda todo y a todxs. Una obra audiovisual con unas imágenes cotidianas que impactan por su significado y por la búsqueda constante de los personajes de un paraíso dignificante nunca hallado.

‘A hero’ es el debate ético y moral que, aún hoy en día, no hemos conseguido resolver.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s