‘A STORMY NIGHT’ O CÓMO AVANZAMOS CON LAS CONTRADICCIONES

De paso. Dirección San Francisco. Un vuelo cancelado por la posibilidad de un temporal que lo paraliza todo, lo pausa. Una pausa, la de Marcos (David Moragas) en Nueva York  que lo lleva a casa de Alan (Jacob Perkins), compañero de piso de su amiga Clara (Elena Martín). Casa, la de Alan y Clara que servirá de refugio para la tormenta, de refugio para el tránsito. Un refugio donde lo dicho, lo hecho, lo deseado y lo temido tendrán cabida. ‘A stormy night’ que lo transformará todo. 

Una transformación que empieza en aquello ajeno, extraño. Alan (Jacob Perkins), programador de apps, tradicionalista en las concepciones vitales de la vida, sigue el camino. Lo sigue con unas concepciones que pertenecen más a la memoria colectiva y social que a él mismo. Marcos (David Moragas) es cineasta, las concepciones vitales de la vida se han modificado por experiencias pasadas; supone un peso más importante a lo empírico y práctico, a lo palpable. 

Concepciones, la de ambos extraños, que les llevaran a ellos mismos. Y es que, a veces, en aquello ajeno encontramos a nuestra voluntad que, en un juego de contradicciones, nos demuestra lo erróneo en nuestros actos conforme nuestros pensamientos. 

Unos actos que contrariaran los conceptos de monogamia, de amor, de fidelidad, del estar presente, del abuso, uso y disfrute de una relación amorosa, del sentirse bien con unx mismx, con los pensamientos prefijados en ambos extraños. Una colisión, de ambos con sus pensamientos y sus actos, que les llevará, en últimas, a la visibilidad o estandarización. 

David Moragas nos lleva, con un blanco y negro, al diálogo entre lo hecho y lo dicho. Nos sitúa entre cuatro paredes donde Alan (Jacob Perkins) y Marcos (David Moragas) son la misma persona en diferentes tiempos. Conversaciones que nos reflejan como espejos, un film donde visibilidad y estandarización LGTBIQ+ se ponen en entredicho.

‘A stormy night’ es una bella muestra audiovisual de aquello que guía a las personas: la contrariedad, las contradicciones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s