‘THRILLER, EN GRYM FILM’ O CÓMO HACER UN CULTO A LA VENGANZA

Bo Arne Vibenius nos adentra en un universo silencioso, no con muchas palabras, con unos primeros planos de violencia hacia Rigga angustiantes y con unas imágenes de venganza a cámara lenta en las que, cómo espectadorxs, somos capaces de recrearnos en ellas. Una ‘Coffy’ versión sueca donde la figura de la mujer dentro del cuerpo social es, aunque puesta en sociedad es discriminada y abusada, una heroina. Un film de referencia del exploitation sueco prohibido en muchos países. Pero es que a veces, lo prohibido, es lo mejor.